Panteón del Inglés

El Panteón del Inglés se encuentra en la costa norte de Santander.

 

 

En su interior existe una placa en la que se puede leer: 

«Esta edificación fue encargada por D. José Jackson Veyan, jefe de las instalaciones telegráficas del semáforo de Cueto desde 1877 a 1909 y famoso autor teatral de la época».

 

En septiembre de 1889, Robert Rowland Hill y José Jackson cabalgaban cercanos al acantilado. El repentino sonido de una gran ola rompiendo en las paredes rocosas de dicho acantilado, hizo asustar al caballo que montaba Rowland.

La caida le originó un tremendo golpe que le causó la muerte e hizo despeñar a su caballo.

Este panteón no alberga restos humanos, que fueron trasladados a Inglaterra, simplemente se construyó a la memoria y como recuerdo de un amigo de José Jackson Veyán.